4 ideas para un aperitivo sano y original

Llega el verano, y el buen tiempo y las vacaciones nos invitan a encuentros con familiares y amigos, donde los aperitivos están a la orden del día para compartir en estos momentos de relax.  Para que puedas sorprender a tus invitados con un picoteo fácil y original, nuestra asesora en dietética y nutrición Ma José Grande nos propone 4 ideas para un aperitivo sano y ligero, ideal para estas fechas.

 

Paté de berenjenas

La berenjena es una verdura muy nutritiva, y actúa como un perfecto diurético y antioxidante, aportando muchos minerales a nuestro organismo. El sésamo también es muy beneficioso para nuestra salud, ya que nos aporta nutrientes muy interesantes.

Ingredientes

  • 3 berenjenas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de sésamo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Chips de calabacín y/o palitos de zanahoria

Preparación

  1. Con el horno precalentado a 180º, asar las berenjenas sin pelar, durante unos 45 minutos o hasta que estén blandas. Acto seguido dejarlas enfriar.
  2. Cortar las berenjenas a lo largo por la mitad y vaciar la pulpa con una cuchara sopera. Pasar por la batidora la carne de la berenjena con los dientes de ajo y el aceite de oliva hasta obtener una pasta homogénea. Añadir una pizca de sal.
  3. Servir el paté de berenjena sobre chips de calabacín y/o palitos de zanahoria, con un pellizco de sésamo por encima.

 

Endivias con salmón ahumado y vinagreta

La endivia es una verdura fresca muy rica en fibra, beneficiosa para la regulación del tránsito intestinal. Mientras que el salmón ahumado nos aporta vitamina D, vitamina B3 y proteínas.

Ingredientes

  • 3 endivias
  • 2 huevos
  • 250 gr. de salmón ahumado
  • 2 cebolletas pequeñas
  • 1 manzana
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo
  • agua
  • sal
  • perejil (para decorar)
  • 2 cucharaditas de mostaza
  • 1 limón
  • aceite de oliva virgen extra
  • perejil picado
  • sal

Preparación

  1. Colocar los huevos en una cazuela, cubrir con agua y dejar hervir durante 10 minutos. Acto seguido refrescar y reservarlos.
  2. Retirar las hojas externas de las endivias, separar el resto de las hojas y limpiarlas con un trapo húmedo. Seguidamente reservarlas.
  3. Para la vinagreta, mezclar en un cuenco la mostaza con el perejil picado, el zumo de medio limón y un buen chorro de aceite de oliva. Mezclar, sazonar y reservar.
  4. Para el relleno, picar el salmón y la cebolleta finamente. Pelar la manzana, descorazonarla y picarla en dados. Pelar los huevos, y mezclar en un cuenco, la cebolleta, la manzana, el salmón y los huevos picados. Sazonar y verter un poco más de la mitad de la vinagreta (reservar un poco). Mezclar bien y reservar.
  5. Tostar las semillas de sésamo en una sartén sin nada de aceite y reservar.
  6. Repartir el relleno en las hojas de las endivias y regarlas con el resto de vinagreta. Espolvorear por encima con el sésamo tostado y servir la ensalada de endivias y salmón ahumado.

 

Mejillones a la vinagreta

Los mejillones tienen muchas vitaminas y minerales esenciales; son ricos en vitaminas del complejo B, vitamina C, ácido fólico, hierro, fósforo, manganeso, selenio y zinc.

Ingredientes

  • 1 kg de mejillones gallegos de buen tamaño
  • 1 tomate grande
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolla pequeña
  • Aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal

Elaboración

  1. Limpiar muy bien los mejillones.
  2. Abrir los mejillones al vapor con unas gotas de limón, y retirar a medida que se van abriendo para que no se hagan demasiado. Una vez abiertos, retirar una de las conchas y colocarlos ordenadamente en un bandeja de servir.
  3. Picar el tomate pelado, el pimiento y la cebolla muy finos. Aliñar este picadillo con una vinagreta preparada con el aceite, vinagre, sal, y el líquido de abrir los mejillones colado y reducido al fuego hasta quedarse en la mitad. Tener cuidado con la sal porque ese líquido ya salará bastante la vinagreta.
  4. Con una cucharita poner un poco de picadillo encima de cada concha, regar el conjunto con el líquido sobrante y dejar enfriar en la nevera hasta el momento de servir.

 

Chips de calabacín al horno

El calabacín está compuesto por un 95% de agua; no tiene ningún contenido calórico, de modo que es una verdura ideal para adelgazar.

Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1 cucharada sopera de hierbas provenzales
  • 1 pizca de ajo en polvo

Preparación

  1. Encender el horno y programar a 110 ºC. Aprovechar y forrar una bandeja con papel encerado y untar este con un poco de aceite. Para hacerlo usar aceite en spray o untarlo con ayuda de una servilleta de papel absorbente.
  2. Por otro lado, lavar y cortar el calabacín en rodajas muy finas. Para conseguirlo usar una mandolina o un cuchillo bien afilado.
  3. Las rebanadas de calabacín deben de estar lo menos húmedas posible a la hora de cocinarlas, por lo que se tienen que secar con una servilleta antes de colocarlas en la bandeja.
  4. A continuación, sazonar los chips de calabacín espolvoreando las hierbas y el ajo en polvo. Como se trata de una receta ligera, los chips de verdura no llevan sal, y se puede incluir especias en su lugar.
  5. Llevar la bandeja al horno y cocinar por 45 minutos, dándole la vuelta a la bandeja al menos unas 3 veces durante la cocción. Comprobar que los chips queden dorados y crujientes.

 

¡Comparte tu experiencia a través de redes sociales!

Tan solo tienes que añadir la etiqueta #recetasPlameca a tu publicación en Facebook, Twitter o Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *